Facebook
Partidas abiertas
No hay registros Ver más

CONSEJOS DEPORTIVOS

UN POCO DE PIRAMIDAL...
Consejos Deportivos
09/01/2019

El piramidal es uno de los músculos que hace posible la rotación externa. Este músculo se origina en la superficie anterior del sacro y se inserta en el borde superior del trocánter mayor del fémur. Su curso es de interés por dos razones.


  En primer lugar, no sólo es capaz de girar externamente la cadera, sino que también ayuda a la abducción y se convierte en rotador interno cuando el muslo está flexionado hacia 90 grados.

  En segundo lugar, el piramidal es un músculo relevante ya que divide el agujero ciático mayor de la pelvis en dos regiones, una por encima y otra por debajo del músculo piramidal o piriforme.

  El músculo piramidal puede dar problemas si se mantiene excesivamente tenso.


¿Cómo se realiza el estiramiento del piramidal?


1.Debemos tener una posición inicial en decúbito supino, tumbados hacia arriba en el suelo (aconsejable emplear una colchoneta). Posteriormente realizaremos una flexión de la articulación de las rodillas y apoyaremos los pies sobre la superfice.


2.El segundo paso es elevar la pierna del lado en donde queremos realizar el estiramiento del piramidal. La colocamos sobre la otra, apoyando el pie en la parte distal del muslo, próximo a la rodilla.


3.El tercer paso es abrazar el muslo de la otra pierna, la contraria. Para después elevar suavemente, empujando la pierna a estirar de modo que intentaramos aproximar la rodilla a nuestro pectoral.


4.La ejecución del movimiento se para en el instante en el que notamos que el músculo se tensa sin dolor (es decir, se produce el estiramiento del piramidal). Debemos mantener la posición al menos 15 segundos y un máximo de 30 segundos y posteriormente retomamos la posición inicial.

  Este estiramiento del piramidal debemos realizarlo con la pierna contraria y la ejecución es la misma pero cambiando el lado.

Precauciones a la hora de realizar el estiramiento del piramidal

  El estiramiento del piramidal debemos realizarlo con suavidad, empleando un control de nuestro cuerpo en todo momento y teniendo en cuenta que no debemos disponer de lesiones que contraindiquen su realización

¿Cuáles son los signos y síntomas del síndrome del piramidal?

  Este síndrome se presenta mediante un dolor en la zona glútea, irradiándose hacia la cara posterior del muslo. El dolor puede incluso empeorar cuando el músculo piramidal se estira o se ve en una situación comprometida.

  Otros síntomas pueden ser el disponer de un rango de movimiento menor al normal, espasmos musculares en la zona glútea o síntomas neuropáticos como ardor, hormigueo, debilidad y entumecimiento. Todos estos pueden desembocarse si el nervio ciático se ve comprimido

Conclusión

  El síndrome del piramidal es una lesión que se produce cuando el músculo piriforme o piramidal comprime el nervio ciático. Por regla general es causada por el uso excesivo y/o mal uso del músculo. Todo ello irradia en dolor y movilidad reducida que se puede corregir mediante un tratamiento conservador.

  Son adecuados aquellos ejercicios que tienen en cuenta la biomecánica y están enfocados a equilibrar y estabilizar la región, como aducción de cadera y rotación interna, extensión de cadera, etc.

 

  ¿A qué esperas para ponerte en manos de nuestros entrenadores y comenzar a mejorar tu rendimiento deportivo? Te esperamos en Almoradi Sport Nature!!!

 

« Volver
El tiempo hoy

© ISN ALMORADÍ SPORT NATURE
. Almoradí (03160) Alicante
Telf. 965 05 55 05
info@isnalmoradi.es